web analytics

Guerra de la Harina

La Guerra de Harina de Berga tiene lugar en la plaza de San Pedro de Berga el domingo de Carnaval por la mañana. En esta confrontación multitudinaria participan bergadanes y foráneos agrupados en dos bandos: los carlistas, que van de azul, y los liberales, que van de rojo. Los carlistas llevan los pantalones rojos o blanco, chaqueta azul y una boina roja, mientras que los liberales con pantalón blanco, chaqueta roja y barretina (aunque sólo hay que ir identificado con uno de los dos colores a elegir). El arsenal de esta guerra festiva consta de 17.000 bombas, que están hechas de papel de cebolla llenas de una mezcla de carbonato de cal y segundas (ya que tirar harina no se creía oportuno), que la propia organización se encarga de suministrar de manera gratuita. Como incorporación reciente, también hay que destacar la participación de un equipo de sanitarios “La Cruz Verde”, que instalan una carpa en el terreno de batalla donde curan a unos hipotéticos heridos, con un toque de humor y un rayo de mezcla para limpiar las gargantas de la “harina”.

La Guerra de Harina actual comienza cuando los dos bandos -carlins y liberales- desayunan, por separado, en diferentes establecimientos de Berga. Durante el desayuno revisan el arsenal de bombas de harina y se realizan los preparativos para afrontar la batalla: se revisan gafas, pañuelos y toda la indumentaria necesaria para la batalla, pero también las estrategias y tácticas -emboscades, dirección los ataques, etc- para ganarla.

Una vez finalizado el almuerzo, los dos bandos avanzan desfilando en formación hacia el terreno de batalla, acompañados de una banda que interpreta los himnos de “Riego” en el caso Liberal, y de “Oriamendi” En el caso Carlino.

Durante la batalla unos y otros se lanzan kilos de “harina” de forma amigable y alegre, intentar hacer avanzar su bando. Una vez terminada la batalla, un representante del bando ganador sube al balcón del Ayuntamiento y proclama el discurso de la victoria. Acto seguido, ganadores y derrotados se dirigen hasta la Plaza de San Juan, donde se firma el armisticio que pone punto y final a la confrontación haciendo un vermut

Texto: Manel Carrera i Escudé, con informacion de Quirze Grifell

DSC_5452 copia
DSC_5455 copia
DSC_5456 copia
DSC_5469 copia
DSC_5482 copia
DSC_5509 copia
DSC_5517 copia
DSC_5528 copia
DSC_5533 copia

Autor: Queralt Vegas

Comparte esta entrada en

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!