web analytics

Tokyo, la ciudad donde no hace falta amarrar la bicicleta

Crecí en una de las ciudades más peligrosas del mundo, Caracas. Por eso, me da la risa cada vez que escucho a alguien decir que hay que tener cuidado en Barcelona, especialmente en el centro. A pesar de que es cierto que en Barcelona hay un problema real con el robo, el haber experimentado lo que es vivir tomando todas las precauciones posibles a diario hace que mi tolerancia a la inseguridad pueda ser algo más alta que la de un barcelonés promedio. Sin embargo, cada vez que voy a Tokyo no puedo dejar de maravillarme ante la constatación de que su población apenas se preocupa por el riesgo del robo: es prácticamente nulo. Por eso no me extrañó cuando hace poco The Economist nombró a Tokyo como la ciudad más segura del mundo. Allí es habitual dejar tu móvil o cartera en la mesa de la cafetería mientras vas al lavabo, vas a pagar o si sales un momento. Con las bicicletas sucede algo similar. La gran mayoría permanecen en la calle sin estar amarradas a nada. Algunas llevan un sencillo candado, pero nada que pueda impedir llevárselas de su sitio como sucede a menudo en cualquier ciudad europea donde el ciclismo sea habitual. Incluso en otras ciudades más seguras que Barcelona, es probable que a todo ciclista le roben su bicicleta al menos una vez en su vida.

Pero no en Tokyo.
IMG_0034

IMG_0035

IMG_0033

IMG_0114

IMG_0117

IMG_0115

IMG_0116

IMG_0113

IMG_0112

IMG_0111

IMG_0110

Autor: Toshiko Sakurai

Comparte esta entrada en

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!