web analytics

Bajo las chispas

Al venir los diablos el panorama de la procesión de la Fiesta Mayor de Sitges se transforma: prácticamente todo el mundo huye y en las calles sólo quedan los fanáticos del fuego, casi todos hombres y mujeres adolescentes que siguen los diablos y el bestiario poniéndose exactamente debajo de la tormenta de pirotecnia. Para protegerse llevan tan sólo unas gafas de sol y un sombrero de paja, que se han convertido en el icono de la juventud amante de los diablos y bestias del fuego.

Es un espectáculo extraño y extraordinario ver cómo, toda esta canalla danzan frenéticos para sacudirse de la piel desnuda las chispas de metal incandescente. Uno no deja de admirarse de este coraje adolescente y tonto, pero al fin y al cabo coraje.
El calor insoportable del verano de Sitges, el humo espeso de los petardos, el olor mefítico de la pólvora, el ruido ensordecedor de las explosiones trastocan todos los sentidos y nos transportan a una dimensión irreal en el que un puñado de siluetas que brincan se recortan en un fondo de destellos deslumbrantes

_DSC1485 _DSC1476 _DSC1463 _DSC1383 _DSC1370 _DSC1326

Autor: Ignasi Montserrat

Comparte esta entrada en

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!