web analytics

La nobleza de la lucha

Nunca lo hubiera dicho. Yo, que nunca he sido muy seguidora de los deportes, por cuestiones laborales de repente me encontré yendo a cubrir partidos de rugby del Club de Rugby Sant Cugat. Fue cuando descubrí que, aunque no era buena seguidora, disfrutaba mucho fotografiando deportes, especialmente el rugby. Qué sorpresa, sintiéndome atraída por un deporte de equipo gracias al hecho de situarme detrás de una cámara. La primera vez que fui a un partido de rugby aluciné literalmente: los sprints, el esfuerzo, la fuerza, los placajes. Pero, paradójicamente, es un deporte que se juega con muchísima deportividad: después de terminar cada partido, los jugadores contrarios se abrazan y cada equipo se hace el pasillo, primero los perdedores, luego los ganadores. Poco a poco y a fuerza de tener que ir a partidos, empecé a entender el juego y las jugadas, a prever qué podría pasar. Y a intentar situarme en algún punto de esos immensos campos para intentar captarlo. Este es un pequeño recorrido por mi descubrimiento del rugby.

Autor: estefania

Li apassiona la fotografia, però sent especial predilecció per la fotografia de caire social. Ha treballat com a fotoperiodista a El País i al Diari de Sant Cugat i actualment col·labora en la revista musical Mondosonoro.

Comparte esta entrada en

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!